En primer lugar, Forex no es un mercado de escritorio en el que todas las transacciones se ejecutan ejecutan "en ventanilla", y se compone de un gran número de participantes. Los principales actores del mercado Forex son los mayores bancos mundiales. Así, el precio de cada instrumento particular se determina libremente, a diferencia de los precios de los productos de los mercados de valores.


Esto significa que Forex funciona como las tiendas de intercambio, en las que cada tienda muestra una tarifa ligeramente diferente, incluso aunque estas tiendas estén muy cerca las unas de las otras.


En Forex, cada participante del mercado elige el precio al que está dispuesto a comprar o vender un activo, y cada banco tiene un fondo de liquidez que se forma a partir de las solicitudes de compra y venta. Supongamos que un banco está dispuesto a comprar 100.000 unidades de EURUSD a 1,1010, 500.000 unidades a 1,1015, etc. Esta información de liquidez se transfiere a nuestras plataformas de inversión y se muestra al mejor precio disponible, es decir, a 1,1010.

Sin embargo, otros proveedores de liquidez pueden ofrecer mejores precios, como 1,1011 o 1,1008. Incluso en condiciones normales de mercado, esta diferencia puede variar hasta 10 puntos, mientras que con mayor volatilidad, como cuando hay noticias de última hora, o con baja liquidez, como mucho antes de que termine el día de operaciones, puede ser mucho más grande.


Con tantos participantes en el mercado, y cada uno con sus propias condiciones y precios, uno no puede determinar cuánta puede ser esta diferencia, ni siquiera en teoría.