La cuenta demo es muy similar a la cuenta de live trading, solo que sin tener riesgo alguno a la hora de invertir.

Abrir una cuenta demo es gratis.

No tienen fecha de caducidad.

Usted se hará con 50.000 dólares en créditos virtuales, 5.000 para la app móvil y 45.000 para la plataforma web. No podrá retirarlos, pero las buenas noticias es que si pierde cualquier cantidad, no tendrá que perder de su propio bolsillo. La cuenta demo no tiene restricciones, podrá invertir en cualquier activo que usted quiera. Las condiciones de trading, la interfaz de la app y los activos son los mismos que en la cuenta de live trading.